miércoles, 30 de abril de 2014

Laritza: más allá de los tambores

Para quienes nos acostumbramos a verla subida a un escenario o atrapada dentro de un video clip carnavaleando y tocando los tambores, quizás resulte difícil imaginárnosla en un rol diferente. Y es que me atrevo a asegurar que en los últimos años ella no ha pasado desapercibida para casi ningún cubano, su carisma en la tarima y su espectacular voz le han reservado a Laritza Bacallao un espacio en cada festividad.
Más allá de las luces, cámaras y el mundo del espectáculo, la calidez de la tarde nos revela a una joven sencilla, dulce y dispuesta al diálogo. A pesar de que el tiempo conspira en su contra, pues tiene que prepararse para su próxima presentación, no se niega a compartir sus experiencias con De codos en el puente.
Graduada de nivel elemental en dirección coral y nivel medio como pianista acompañante comenzó su vida artística a la edad de cuatro años, “me subí al escenario cuando cursaba el preescolar, canté el día del matutino, me gustó la sensación y quise seguirla experimentando. Influyó bastante en mi provenir de una familia dedicada a la música, pues desde que estaba en el vientre de mi madre la escuchaba y eso te va ayudando a definir lo que quieres ser”, dice al referirse a su padre Ernesto Bacallao y a su abuelo Felo Bacallao, ambos cantantes de la Orquesta Aragón.

“Comencé interpretando música tradicional cubana infantil, grabé un disco cuando tenía 10 años con la Aragón,muy lindo, el cual quisiera que los niños cubanos pudieran tener algún día en sus manos. A medida que pasaron los años fui teniendo otras inquietudes, e incursionando en otros géneros hasta llegar a la fusión latina, donde mezclamos ritmos cubanos y caribeños con muy buenos resultados”.
Hoy sus melodías atraen a multitudes, particularmente a la juventud, quizás por ello la hayan invitado recientemente a formar parte del Proyecto Soy Cuba, de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC). “Me hacen la propuesta y a mí me gustó  porque posee un significado enorme, en el sentido de que todos somos cubanos, en que creo que soy la única mujer insertada aquí, defendiendo la feminidad.
“Constituye un reto, un orgullo, un trabajo muy duro, porque trato también de alzar el nombre de las cubanas y aportarle  energía, decirle a los jóvenes que estudien y se preparen para el futuro, pues tenemos que estar dispuestos para cualquier cosa”.
Alejada de la frivolidad que distinguen a las letras de muchas composiciones, con un sello propio, la reina de los tambores imprime fuerza y sentido a sus interpretaciones. “Tal vez lo que le atrae a la juventud de mis canciones sea la positividad de las letras, la sencillez, la alegría y que llevan un mensaje para la vida. Siempre trato de buscar eso, porque son momentos duros en los que resulta necesario trabajar para salir adelante. También hablar del amor y de los sentimientos humanos.
“Por sobre todo las nuevas generaciones deben cultivar la sinceridad, la honestidad, y saber el momento de decir sí o no, palabras pequeñas pero con gran significado. Además conocer lo que encierra la palabra unión, importante tanto para la familia, como los amigos, a la hora de elegir una carrera, es imprescindible unirte a personas que te aporten y no te quiten”.
Inmersa en varios proyectos a la vez y con un futuro prometedor, comenta los más cercanos. “Aspiraciones hay muchísimas, estamos concluyendo la gira nacional, en celebración de los aniversarios de la UJC y la Organización de Pioneros José Martí, luego estaré en otra por Europa presentando el próximo disco que terminé de grabar días antes de comenzar en el Oriente del país este viaje.  Luego voy hacia Estados Unidos y queremos hacer el lanzamiento del álbum aquí en Cuba, todavía no tiene nombre pero si muchas canciones y  géneros nuevos que le van a gustar a todo el público”.
Aun cuando dispone de poco tiempo para permitirse algunos caprichos, pues dedica gran parte a su carrera artística, Laritza disfruta de “dormir mucho, descansar, leer un buen libro, por supuesto a qué  mujer no le gusta pasarse un día entero en una peluquería arreglándose y mimándose una misma y también por qué no, dar una vuelta a lugares desconocidos” añade.
Si bien ha tenido la oportunidad de recorrer varios países, conquistando con su arte a millones de personas, la popular cantante se define como cien por ciento cubana: “Cuba para mí lo es todo, no es solo la tierra donde nací y me crié, es el día a día, la manera de comunicarnos entre cubanos que es única en el mundo”.

1 comentario:

  1. Buenisima eres lo maximo Bella Profecional escribes lindo

    ResponderEliminar