lunes, 30 de diciembre de 2013

2014, ya despunta en el Yumurí




Con el descorche de las botellas, el brindis y la felicitación oportuna a familiares, amigos y vecinos, despedimos los yumurinos el 2013, presos de la mágica embriaguez y la contagiosa alegría que nos regalan los días finales de diciembre y el inicio del mes de enero.

Atrás quedaron los momentos vividos, aquellos en los que lloramos, reímos, saltamos o nos conmovimos. Retazos de tiempo robados a la existencia, que no por efímeros, resultaron intrascendentes. Fue el año anterior época de cambios, transformaciones y reajustes desde el punto de vista personal para algunos y también a escala nacional.
Y es que el término del viejo año invita a la reflexión, al recuento de lo acontecido en los anteriores 365 días y a asumir  nuevas expectativas para el comienzo de otra jornada. Casi siempre en una balanza pesamos lo que nos quedó pendiente, los retos que pudimos haber emprendido o lo que sencillamente cumplimos a cabalidad. Enero también estimula a replantearnos  metas y proyectar anhelos.
Aumentar la economía, superarse profesionalmente, seguir una dieta rigurosa o encontrar una persona que nos haga feliz, constituyen proyectos para concretar desde el plano individual. Similarmente y a nivel nacional también se diseñan planes para enfrentar el futuro, los cuales velan por el bienestar y la seguridad social del pueblo, principal protagonista de su observancia.
Emprender acciones eficaces en la actualización del modelo económico en aras de construir un socialismo próspero y sostenible, menos igualitario y más justo, con mayores beneficios para todos los cubanos, constituye una prioridad para el 2014, así lo reafirmó el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro en su intervención en la clausura del Segundo Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
Con orden, disciplina y exigencia ante la ilegalidad y las prácticas erróneas, el país labora en el incremento de la eficiencia y la productividad, con la puesta en marcha de medidas que estimulen las ramas generadoras de ingresos por exportación o que sustituyan importaciones; avanza además en la unificación monetaria y cambiaria; y en la flexibilización organizada del objeto social de la empresa estatal socialista  dotándola de mayor autonomía.  
Son desafíos que emprendemos los cubanos, en el aniversario 55 del triunfo de la Revolución, dando pasos firmes en la construcción de un modelo ajustado a los tiempos actuales, pero sin perder su esencia socialista. Un proyecto que se pronuncia por la eficiencia económica, la lucha contra la burocracia y la corrupción, y por mantener las conquistas sociales, alcanzadas en más de medio siglo.
Expectativas para este año, nos sobran, labrar el camino con responsabilidad y compromiso, en pos de que fructifiquen, corresponde a los matanceros. Ya el 2014 comenzó su tránsito en el Yumurí, a las puertas una época de cambios, aspiraciones y nuevas metas.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Ejercen matanceros trabajo por cuenta propia



Con más de 41 mil yumurinos incorporados al ejercicio del trabajo por cuenta propia, hasta el cierre de noviembre,   Matanzas es la segunda provincia del país con mayor representación de esta modalidad de empleo no estatal, según informó Lázaro González Valera, director provincial de Trabajo y Seguridad Social (TSS).
Con un ascenso sostenido, los territorios con mayor número de licencias otorgadas son los municipios de Cárdenas  y Matanzas, siendo las actividades más demandadas las vinculadas a la elaboración y venta de alimentos, la artesanía y la albañilería y la modalidad de trabajadores contratados.
Igualmente se incorporaron nuevas figuras del cuentapropismo  como el agente de telecomunicaciones, por lo que se prevé el ascenso de esta actividad para el 2014.
En Cuba más de 444 mil personas ejercen como trabajadores por cuenta propia, actividad que permite reanimar la economía nacional y generar nuevas fuentes de empleo.

jueves, 26 de diciembre de 2013

Supersticiones…también para el 31



Ayer hice limpieza general en mi cuarto. Es una tradición que siempre me acompaña cuando los últimos días del mes de diciembre me anuncian que ya se acerca un nuevo año. Recojo mi librero, me deshago de los zapatos viejos, de la ropa que ha estado colgada en el closet y ya no se puede modificar o regalar a algún pariente cercano, de los papeles que he ido guardando durante 12 meses, en fin, de todo lo que no me servirá más.
Pero no soy la única que cultiva tradiciones y maneras singulares para dar la bienvenida al 2014, la diversidad de expresión que concurre en mi Isla y se manifiesta en la mezcla de colores, música, bailes y creencias, también lo hace en la forma de festejar la llegada de otro año. Lo cierto es que en la idiosincrasia del cubano están arraigadas esas costumbres que hacen del 31 de diciembre una noche especial, cargada de misticismo y deseos de estrenar un año próspero.
Existe quien decide limpiar todos los rincones de la casa con bastante agua porque asevera que así se va todo lo malo y se desprenden las energías negativas y aquellos que se despojan de los malditos recuerdos del 2013 para iniciar un 2014 renovados y con ansias de emprender nuevos retos. También quienes piden a sus orishas buenos augurios para el próximo período, los cuales se resumen casi siempre en salud, suerte y prosperidad.
No falta quien viste una prenda nueva, porque quien comienza enero sucio, así quedará para el resto del año. Están los que encienden velas para atraer amor, paz, salud y armonía o los que desenfrenadamente dan una vuelta a la manzana para pedir un viaje al extranjero.
En la mayoría de los hogares cubanos no falta el cubo de agua a las 12 de la noche cada 31 de diciembre para dejar atrás lo indeseado;  tampoco se olvida el lechón asado, la yuca con mojo, una buena ensalada mixta, los famosos chatinos o tostones, el arroz congrí y los típicos buñuelos, complementos indispensables de la cena en la Nochevieja. La jornada se ameniza con la quema de un muñeco a las doce, en representación del año viejo y el baile con lo más pegao del momento que acompaña la cálida reunión familiar.
Por eso cuando las notas del Himno Nacional anuncian que ya llegó enero y se celebra otro aniversario más de soberanía e independencia para el pueblo cubano, los besos, los abrazos, el descorche de la botella de sidra o champan escoltado por los fervientes deseos que en voz alta o bien bajito pedimos, y la felicitación oportuna a vecinos y amigos confirman la certeza de que el 2014 será mejor.
Mientras en otras latitudes el recio invierno proclama la Navidad, las ligeras brisas de diciembre nos anuncia a los cubanos que es hora de celebrar y brindar: por los grandes momentos vividos, por lo que nos propusimos y logramos,  por la alegría de vivir en una Isla donde este último mes invita a olvidar las penas, trazar nuevas metas y a cifrar esperanzas en el porvenir.

martes, 24 de diciembre de 2013

Abre la botella que vamos a brindar



Desde ayer la masa está en su punto, hoy me levanté temprano y fui a la plaza para comprar de primera el coco rayado, antes que se acabe, y no pueda acompañar los suntuosos buñuelos, porque hoy los cubanos estamos de fiesta, que nadie en el mundo lo dude.
Las compras, el adobo de la carne, el acotejo del árbol de navidad, la salida más temprano de los centros de trabajo y la felicitación oportuna, matan la rutina diaria, e inundan las calles matanceras.  
El ajetreo ya se siente en mi ciudad, y es que la Navidad si trae algo bueno es eso, movimiento, deseos de prosperidad, de reencuentros, de nuevas metas, ansias de renovación, en pocas palabras anhelos y afanes de prosperidad para el nuevo año.
En Cuba las Navidades tal vez sean un poco diferente a las del resto del mundo, nuestras costumbres e idiosincrasia, hacen de ellas un buen motivo para la celebración en familia, la trascendental cena familiar o con amigos, la música con lo último de moda, el baile, en pocas palabras una fiesta cálida, que aunque necesita recursos, no deja que la falta de ellos empañen  el buen momento. 
Y es que nosotros lo mismo brindamos con vino importado o casero, con sidra, champán, cerveza, ron o agua, lo que aparezca está bien para compartir y anhelar que el próximo año venga cargado de amor, prosperidad, dinero, salud y viajes, en esencia los principales deseos del cubano.
  
Lo importante para los cubanos es celebrar, no importa si durante estos doce meses no se cumplieron nuestros sueños, si no se dieron los negocios, si no llegó el viaje, para nosotros lo fundamental es tener salud, porque lo otro se arregla por el camino. Además si todo se cumpliera se perdería el encanto de los festejos navideños porque no tendríamos  nada que pedir para el 2014.


Por eso desde el Cabo de San Antonio hasta la Punta de Maisí hoy es día de fiesta y cada cual festejará con lo que tenga o lo que pueda, hasta tarde porque mañana es feriado. Y no olviden pedir algo cuando a las doce de la noche o no tan tarde se abra la botella para brindar.

Nuevo servicio de cuenta prepago



Una nueva prestación a los usuarios residenciales que pagan su tarifa telefónica en moneda nacional ofrece ETECSA a través de la comercialización del servicio Mi cuenta prepago.
Con el mismo el  beneficiario podrá realizar llamadas nacionales e internacionales utilizando una cuenta personal en CUC. Para ello, sólo deberá marcar el número 163 07 y seguir las instrucciones que indica la voz.
El servicio puede ser solicitado en cualquier unidad comercial de ETECSA sin costo de activación. Sólo deberá pagar 1.00 CUC, que quedará como saldo inicial de la cuenta, y se recargará periódicamente a través de cupones, o directamente en las unidades comerciales de ETECSA, por un importe mínimo de 5.00 CUC y desde el sitio web www.ezetop.com,  entre 10.00 y 50.00 CUC, lo cual podrá hacerse desde el territorio local o desde el extranjero.
El servicio dispone de un menú interactivo que facilita su uso y permite realizar llamadas desde teléfonos fijos residenciales o públicos utilizando el código y su cuenta personal. Posibilita al ser un servicio prepago el control del gasto de las llamadas, las cuales se pueden efectuar sin necesidad de marcar el número de cuenta y el código personal antes del número del destinatario.
La cuenta personal tiene una validez de 11 meses + 1 mes adicional.

Para obtener mayor información sobre el servicio, conocer el estado de la cuenta, desbloquearla, rehabilitar la recarga a través de cupones, o hacer cualquier reclamación o sugerencia, puede llamar gratuitamente al servicio de asistencia en línea disponible las 24 horas, a través del  164.

lunes, 23 de diciembre de 2013

Celebran aniversario de Tribunales y Fiscalía



Cuatro décadas impartiendo justicia y velando por el cumplimiento de la legalidad sintetizan el quehacer del Sistema de Tribunales Populares y de la Fiscalía General de la República, órganos que el próximo 23 de diciembre arriban al aniversario 40 de su constitución.
Según explica Odilia Casallas García, fiscal jefa del departamento de Procesos Penales en la provincia: “con el acto central el próximo 23 en Jovellanos, culminará una jornada de actividades desarrolladas durante todo el año en conmemoración a la fecha, las cuales comprendieron la divulgación de la labor de la institución por los diferentes medios de prensa, encuentros con jubilados y el Evento de enfrentamiento a la corrupción, entre las más significativas”.
La construcción de la sede del Tribunal en la provincia, la celebración del certamen Justicia y Derecho y las sesiones especiales del Club Martiano devinieron otras de las diligencias emprendidas por los trabajadores del ramo. “También se efectuará el acto central provincial en el museo A la batalla de Ideas el 19 y en todos los municipios se cumplirán actividades políticas y culturales, mientras que el 23 se desarrollará un matutino especial por el Día del Juez Lego”, informó Damaris Sanabria Padrón, vicepresidenta del Tribunal Provincial.
Igualmente se reconocerán a personalidades con una trayectoria y permanencia destacada en el sector y se entregará el sello 40 aniversario a los trabajadores de la Fiscalía. Ambos órganos efectuaron  la gala cultural con motivo de la celebración el viernes en la noche en el cine teatro Velasco, con la asistencia de autoridades del Partido y el Gobierno en el territorio y un espectacular cierre de Los Muñequitos de Matanzas.

jueves, 19 de diciembre de 2013

Lucha tu yuca...no,no,no



Esta conversación la han tenido varias veces. Yoelito no quiere seguir estudiando cuando culmine la secundaria. Dice que su futuro lo “lucha” él, no desea verse reflejado en el espejo de sus padres, que han sacrificado su vida y ¿qué tienen? Problemas eso sí, y un salario que si no es de los más bajos, tampoco les alcanza para mucho.
Sus progenitores son maestros y se sienten orgullosos de ello por el significado de su tarea para la sociedad. Aspiran a que su hijo se supere, si no quiere ir al pre o a la universidad, no importa, puede optar por un técnico medio, o trabajar honradamente. Pero los sueños del adolescente vuelan hacia otro destino. A él le apetece ser como Alain, quien nunca se ha “quemado tanto las pestañas” y vive del “invento.
Sus padres no se explican el comportamiento. Desde pequeño le inculcaron el amor al trabajo, el orgullo de vivir de lo que con sus manos crea, la honradez y la decencia, valores que ennoblecen y forjan a los hombres. Es difícil ver como el niño, pudo haber cambiado tanto. La “juntera con gente antisocial y sin oficio”, asegura el progenitor. Esa misma que tiene un pie aquí y otro en la cárcel, porque “quien vive de la ilegalidad”, lo hace con susto, le dice el padre.
El adolescente no quiere seguir otros ejemplos, a pesar de que conoce a miles de jóvenes que optaron por una profesión honrada, sin lujos ni acceso a lugares caros, pero que contribuyen con su esfuerzo diario al progreso de la sociedad, estimulados, más allá de la remuneración económica, por la satisfacción del deber cumplido y el amor a su tarea.
Las secuelas provocadas por el Período Especial calaron en los valores establecidos por la sociedad. La honestidad y la laboriosidad fueron relegadas por muchos, proliferó el individualismo, se deprimió la escala salarial, y las ilegalidades, hasta ese momento tan reprochables, pasaron a ser más toleradas.
Quizás por ello parezcan normales frases como “si no haces negocios, te mueres de hambre” o “lucha tu yuca”, todas como una justificación a la infracción y al hurto. Si bien es cierto que la retribución salarial resulta necesaria y que en muchos casos, no es suficiente para satisfacer nuestras carestías, estas conductas que alientan el desvío de recursos de la economía del país, ocasionan afectaciones al pueblo en general. Tal es el caso de los revendedores y acaparadores, quienes se benefician de productos confeccionados en el mercado estatal para luego ofertarlos a precios superiores.
Hoy no existen motivos para ganarse el sustento delinquiendo, el gobierno cubano ha propiciado una apertura para emprender de forma legal negocios que viabilicen los servicios, contribuyan a reanimar la economía del país y cuyos aportes se revierten en garantías sociales para la población. Mantener un alto status financiero no lo es todo, generalmente dentro de nuestro sistema social somos juzgados por otros valores y comportamientos que hablan de nuestra personalidad, dignidad, sentido de pertenencia y responsabilidad ante la vida.
Y las personas que viven al libre albedrío y del ocio, violando normas esenciales de civilidad,  ¿saben que pueden ser llevados ante un tribunal? Vivir del trabajo ajeno también es una conducta antisocial, por ello pueden ser procesados por Estado peligroso. Ya están advertidos, cuando alguien les diga que luchar su yuca es una buena opción, traten de transformarla en casabe, y de seguro tendrá un mejor sabor.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Ya hay cobertura en Limonar



Desde el mes de noviembre la División Territorial Matanzas puso en servicio en el municipio de Limonar una Radiobase de Telefonía Celular para solucionar los problemas de cobertura identificados en ese territorio matancero.
“Anteriormente esta localidad era la única de la provincia y el país en que no existía cobertura. Con la instalación de la radio base se da respuesta a reiterados planteamientos de la población y eleva la cobertura celular en Matanzas a un 79 por ciento”, explica Herbert Pino, especialista en Comunicación en la División Territorial de ETECSA.
En los último siete años ETECSA ha destinado cifras millonarias para el despliegue de la red celular con el propósito de ampliar las capacidades para soportar un volumen mayor de tráfico, ello ha permitido emprender acciones comerciales para facilitar el acceso con calidad.
 

martes, 17 de diciembre de 2013

Recuerdos con sabor a melaza




Con la nostalgia de volver a esperar un año para que regrese el magno evento, despedimos los pocos cinéfilos que aun apuestan por salir de casa para deleitarse con un buen filme, la 35 edición del Festival de Cine Latinoamericano en Matanzas.
Esta vez la subsede matancera acogió la puesta de una de esas películas que un ve y lo deja recordando pasajes de su existencia, por la similitud que guarda con experiencias vividas, con sitios conocidos o tal vez con algunos que quisiéramos conocer. Esto me sucedió con Melaza, de Carlos Lechuga.
El filme aborda una etapa gris, experimentada por muchos pueblos: el cierre de los centrales azucareros. Su argumento cuenta la historia de una pareja que vive en las ruinas del batey Melaza, cuyo ingenio fue paralizado tras la crisis que provocó la caída de los precios del azúcar a nivel internacional. La trama me hizo revivir mi infancia.
Crecí al frente de un campo de caña, en un pueblo de tradición azucarera. Para los habitantes de mi terruño cada zafra era una fiesta. El ruido de las combinadas cortando la caña, el ir y venir de las carretas que desbordadas dejaban caer pequeños trozos de cogollo, el olor a melaza y guarapo que desprendía el central, constituían grandes acontecimientos en el pueblecito de Pedro Betancourt, los únicos que ocurrían durante todo el año.
Con la molida llegaba el ajetreo, los hombres sudorosos y en ropa de trabajo apuraban el paso para llegar temprano al nuevo turno, anunciado por el pitazo del central. Las mujeres en sus puertas los despedían sonrientes deseándoles buenos augurios para la jornada.
Cuando el Cuba Libre abría sus puertas, otro aire se respiraba en el pequeño y apartado batey, nadie quedaba en casa, todos querían saber de planes, de producciones, de rendimiento…El eco ensordecedor del central y el estruendo de las locomotoras eran música para todos los oídos.
Desde mi escuelita primaria cercana al antiguo ingenio de los Tarafa, el cual pasó a manos del pueblo luego del triunfo revolucionario del primero de enero, observaba el panorama. Junto a la ventana distraída veía pasar cada carreta hacia los enormes trapiches.
¡Y qué decir de las fiestas! Ninguna como aquellas, convocadas por los grandes religiosos para bendecir al central y pedir a los orishas una buena molienda. Con las zafras llegaban los caramelos de azúcar, las chambelonas, las raspaduras y el sabroso guarapo que te endulza la vida…
Todavía recuerdo con pesar aquel año en que llegó la noticia. El Cuba Libre no molerá en esta zafra. A muchos se les encogió el corazón, los más optimistas albergaron la esperanza de volverlo a ver moler, los pesimistas con un cuño en la mano sellaron su destino, “ese no muele más”, dijeron.
El rumor corrió como la pólvora, hasta que se hizo oficial. Comenzó el desmantelamiento y con él a doler el corazón de todo un pueblo. Hubo quien se aferró bien duro a una pieza y muchos recogieron tornillos y tuercas con la nostalgia reprimida.
En aquella etapa aun era una niña, no comprendía de cierres o paralizaciones, crisis, bajos precios, o su repercusión para la economía del país, pero me dolía la tristeza, esa que se hace más fuerte cuando cae la noche y a lo lejos no escuchas el murmullo familiar.  
El tiempo pasó y hoy mi batey no es el mismo, de lo que fue el Cuba Libre solo queda el armazón, sus dos torres, su gran almacén de azúcar, y un enfriadero, convertido en piscina como parte de un plan de reanimación de los bateyes. 
También queda esa añoranza que aun duele en muchas almas, esa misma que siento aun lejos cuando los símbolos de un filme me recuerdan el olor a melaza.

lunes, 16 de diciembre de 2013

Arriba EcuRed a su tercer aniversario




Este 14 de diciembre la Enciclopedia Colaborativa Cubana, EcuRed, arribó a su tercer aniversario, con el reconocimiento de constituir el sitio digital en la Isla con mayor número de visitas, con más de 108 mil entradas diarias.
Como parte de las actividades programadas, los trabajadores de los Joven Club de Computación y Electrónica de la provincia, laboran en el aporte de nuevos artículos con la finalidad de enriquecer su contenido. Además realizaron charlas, para incentivar el uso de la Enciclopedia en los estudiantes y motivar a los usuarios a incluir contenidos en ella.
Se efectuó un Joven Club de Computación y Electrónica con la participación de  Héctor Zamora, moderador del sitio en la provincia, quien y explicó las ventajas de su empleo.  El acto central se desarrolló en el Joven Club de Computación y Electrónica Colón I con la presentación de Ecured Portátil con imágenes,   Ecumóvil y libros digitales de EcuRed.

viernes, 13 de diciembre de 2013

Pasión por la Estomatología



Para el joven matancero Héctor Miguel Estrada González cada día constituye un nuevo reto en su desempeño profesional. Aunque todavía cursa el quinto año de la carrera de Estomatología General Integral, siente la utilidad de su labor en la atención a cada paciente.
Junto a él un grupo de siete estudiantes de la disciplina en la Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas Juan Guiteras Gener, se trasladan todos los días hasta la clínica Tercer Congreso de esta ciudad para desarrollar, mediante la práctica, la teoría aprendida en la academia.
Allí cumplimentan su período de internado, etapa en la que dedican horas a la consulta, a la prevención comunitaria, a las actividades docentes y al autoestudio.
PASIÓN POR LA ESTOMATOLOGÍA
Ante el surgimiento de cualquier duda, los alumnos acuden a la profesora instructora y especialista de primer grado en Estomatología General Integral, María Carmen Álvarez González, quien con más de tres lustros de experiencia apoya en la formación de sus pupilos desde su experiencia técnica.
“En su preparación como futuros profesionales es muy importante el recorrido que realizan por el internado, donde cumplimentan el último año. Es donde adquieren más solidez en las habilidades prácticas porque están directamente con el paciente a tiempo completo y desarrollan las destrezas adquiridas durante cuatro años, las cuales son supervisadas por un experto”.
Añade además que durante esta fase se evalúan aspectos como el comportamiento, la proyección, la presencia, la ética y la forma de tratar a los pacientes, y desde el plano académico, la confección correcta de las historias clínicas, los procedimientos para realizar las extracciones, las restauraciones, y el desarrollo del diagnóstico y un tratamiento efectivo.
PREVENIR A TIEMPO
En el centro los futuros estomatólogos trabajan junto al personal de la clínica en la prevención de enfermedades, especialidad atendida en el área de Consejería Bucal.
Desde este espacio, se vinculan con la comunidad, interactuando con pacientes de diferentes edades que acuden a la consulta en busca de ayuda profesional. Los estudiantes asisten a los consultorios para realizar visitas dirigidas a las 20 familias que se les asignan con el propósito de analizar la situación de salud.
“A través del programa, nosotros prevenimos enfermedades comunes que pueden presentarse en los pacientes, tales como la Gingivitis (sangramiento de las encías), la Caries Dental y la Periodontopatías, entre otras”, asegura Luis Manuel Sio, y recalca la importancia de esta labor preventiva para el mantenimiento de la salud bucal.
Igualmente, en la consulta brindan consejos para conservar la higiene, explican la importancia de la medicina natural y tradicional, enseñan el orden correcto del cepillado y orientan sobre las consecuencias negativas que provocan los hábitos nocivos, arguye Estrada González. 
Para Adianet Álvarez Goicochea “resulta primordial la atención a las urgencias y el desarrollo de una labor de promoción dirigida a los cículos de abuelos, escuelas primarias y otros centros, en los cuales acometemos tareas de prevención”
Los jóvenes también se vinculan a unidades docentes cercanas a la clínica, en los cuales imparten charlas, promueven el debate y realizan otras actividades dirigidas a reforzar el cuidado de la higiene. “El trabajo con la comunidad ha sido muy positivo porque además de ayudar a muchas personas que lo necesitan, aprendo en este contacto directo con el paciente sobre aspectos básicos relacionados con la profesión y contribuyo con la estética de las personas”, reafirma Luis Manuel.
La faena preventiva de estos jóvenes además de evitar la aparición de enfermedades evitables, consolida el desarrollo social y los  avances en este sentido en los últimos años. Sin embargo, para ellos su quehacer adquiere un noble significado, percibiendo la repercusión de su obra para el futuro.   
“Me siento orgulloso de ver el fruto de mi esfuerzo, cuando los dolientes se van con una sonrisa y agradecidos por el servicio brindado, comprendo entonces la utilidad de la profesión para la sociedad y la importancia de que la juventud asuma tareas que beneficien a la comunidad. Con nosotros el futuro de la Revolución está garantizado, porque somos el relevo”, finaliza sintetizando el sentir de sus compañeros Estrada González.

martes, 10 de diciembre de 2013

Derechos Humanos también para la niñez



Gabriela es mi vecinita, es una niña despierta, alegre y muy inteligente. Con sus dos añitos, ya conoce a Fidel, al Che y a Chávez. Aunque quizás sus escasos años no le permitan comprender que estos hombres marcaron pautas dentro de la historia de América Latina, la emoción con que habla de ellos y recita los versos en los que han quedado inmortalizados, me parece que comprende que son paradigmas del pueblo cubano.
Así se lo enseñaron en su círculo infantil Esperanza de América, y de esa forma me lo contó a mí, que enmudecí ante la frágil figurita de rostro sonriente que con su lenguaje gracioso me declamaba como “dos goticas de aguas claras cayeron sobre sus pies”.
Gaby, como cariñosamente la llamamos en el barrio, tal vez no sabe que vive en Cuba, ni conoce de la grandeza de un sistema social que garantiza de forma gratuita la educación, la salud y defiende los derechos de los niños, a pesar del alto costo que representa para la Isla un bloqueo económico que duele en sus espaldas. La chiquilla solo percibe que es feliz y nada más la incomoda.
Mi vecinita desconoce los desesperos provocados por el hambre y el frío de deambular en las noches. Por ahora se entrega a sus juegos y ríe traviesa ante las maldades que le hace a la seño, quien se esmera por enseñarle los colores, las figuras geométricas y a respetar las normas básicas de convivencia formadas desde tempranas edades.
Mi pequeña niña, es ingenua y no sabe que el gobierno cubano exige y promueve el respeto hacia los cuidados y protección merecidos por infantes como ella, para su desarrollo físico, mental, individual y espiritual, en un marco de amor y comprensión.
Tampoco imagina aunque es partícipe de ello, que aseguran su pleno derecho a la educación, favoreciendo su cultura general en pos de fortalecer y desarrollar sus aptitudes, juicio individual y responsabilidad moral y social.  Para ello, el Estado invierte cuantiosos recursos y capital humano, en aras de abonar los medios de enseñanza, uniforme escolar y abastecimiento alimentario que permita su sano aprendizaje y esparcimiento.
Por eso cuando me mira y me explica que Fidel quiere mucho a los niños, solo puedo ver reflejado en sus ojos la luz de toda una obra de 50 años, que habla de dedicación, compromiso, respeto y amor, una obra que ya cala hasta en los pequeños huesitos de una niña que está aprendiendo a hablar.

Derechos Humanos en Cuba: asistencia social garantizada



Todos los días lo veo cuando pasa por el frente de mi casa. Bien temprano como si no quisiera que el astro rey contrariara su cansado paso, se desplaza lentamente por la acera. Disimuladamente lo saludo: Buenos días Antonio, aunque sé que no puede escucharme bien, intento con una sonrisa amenizarle el amanecer.
Continúa su andar lento, por la vida, sus ojos agotados de tanto ver, primero las miserias del capitalismo, allá por los años 50, cuando la dictadura de Batista y el cruento Pilar García dejaron la huella de la masacre, en aquel asalto al Cuartel Goicuría. Tal vez su memoria ya no le permita trasladarse hacia aquella etapa, en la que dormía con un pan en la barriga, si podía ganárselo en su jornada de trabajo como zapatero.
Después cuando triunfó la Revolución, el primero de enero de 1959, tuvo la oportunidad de estudiar, superarse, obtener un empleo y constituir su familia. Se hizo maestro, fue a Nicaragua, formó parte de los hombres y mujeres que acabaron con la ignorancia en la tierra de Sandino.
Antonio dedicó su vida entera al magisterio, todavía algunos de sus alumnos lo ayudan a cruzar la calle, incluso hasta le leen el periódico, porque sus ojos ya exhaustos no lo acompañan como antes. En su diaria caminata hasta la Casa de Abuelos, rememora sus años mozos, “el tiempo es implacable”, piensa, la vejez es una etapa que a todos nos toca de cerca, aunque su lejanía, parezca abismal.
Los hijos de Antonio, no pueden atenderlo durante el día, sus dos pupilos laboran hasta la tarde, por eso pensaron que la mejor opción era que su padre quedara al cuidado de las asistentes sociales durante ocho horas.
Allí en la puerta de la Casa, lo espera Sandra, la dulce muchacha de ojos grandes, que lo invita a pasar. Enseguida un grupo de ancianos lo saludan, algunos en voz alta, lo invitan a una partida de dominó.
Así comienza el entretenimiento, seguido de las clases sobre la igualdad de género, que les imparte Maritza, la socióloga, porque hoy martes toca la superación al adulto mayor. En la tarde, después del almuerzo vuelven a la rutina diaria, el parchís, las damas y un poco de lectura culminan la jornada.
Se retira Antonio a su casita, allá en el barrio de la Playa. Antes de irse, su compañera de juegos, lo mira con el aplomo que dan los años y antes de despedirse, lo invita a llegar más temprano mañana.
Su mirada luce más animada, “como cambian los tiempos”, piensa, cuanto hubiera dado su padre, por terminar sus días de esta forma. ¡Qué grande es la Revolución, atrás han quedado los rezagos capitalistas! Toda una obra de amor, quien hubiera pensado que medio siglo después, los ancianos como él iban a acceder gratuitamente a la educación, entretenimiento y asistencia social.
¿Qué sistema es este que en lugar de relegar a sus abuelos, los cuida y protege? Distraído con sus pensamientos, siente una mano cálida que lo coge del brazo. “Venga mi viejo, que le ayudo a cruzar la calle”, dice un joven sonriente de uniforme azul. Antonio se sorprende. “No se asuste estamos en Cuba, aquí nadie lo va a secuestrar, solo que usted podría ser mi abuelo y no quiero que le pase nada”. Cuando lo deja en la otra acera, el muchacho se aleja.
Ahora si se convence que vive en Cuba, un sistema socialista nacido de una Revolución, que hoy recoge sus frutos: la lealtad de sus hijos. Antonio no luchó en la Sierra Maestra, tampoco en el Goicuría, pero está convencido que su tuviera que entregar la vida por algo sería por esto, ya no le queda la menor duda.

lunes, 9 de diciembre de 2013

Curiosos por oficio o beneficio



De pequeña fui una niña curiosa, preguntona, intranquila, de las que no pueden vivir sin saber el por qué de las cosas, de las que realizan el escrutinio diario a las frases de la maestra, de las que indagan cuando no entienden…
En más de una ocasión fui reprendida por alguna pregunta indiscreta. Según me cuentan mis padres mi edad del por qué se extendió mucho más allá de lo normal. Por suerte con los años va llegando la cordura, a algunas personas no a todas, y mis indagaciones fueron haciéndose más moderadas y ajustadas a los contextos en los que me desarrollaba. Después supe de una profesión en la que podía ganarme la vida preguntando y ¡bingo! comprendí que quería ser periodista.
Así hice mis primeras incursiones en el periodismo, muy incipientes en aquel entonces. Noticieros y periódicos comenzaron a formar parte de mi vida cotidiana. Empecé a seguir los que para mi fueron mis inaugurales ídolos de la prensa. Con Nelson Barrera y Gladys Rubio,  aprendí a conocer la profesión, e incluso me aventuré a redactar pequeñas notas.
En aquel momento no sabía que era objetividad, veracidad o inmediatez. Desconocía las normas mínimas de redacción y tampoco percibía con cuanta profundidad había que investigar los temas para llevar la exactitud al pueblo. No estaba al corriente de los aspectos técnicos, y aun con algunas limitaciones,  reconocía la verdad de mi Cuba en cada espacio informativo, me identificaba con cada historia contada por nuestra prensa.
Quizás por ello, quise tiempo después ser periodista, aventurarme al mundo de los curiosos por oficio, ese que te incita a comprometerte con la situación de tu tierra, identificarte con lo que les duele, explicar lo que les interesa, en pocas palabras escribir para ellos.
Así me inmiscuí en la travesía y aquí estoy, desde mi perspectiva de joven cubana, que aun no lo sabe todo, dando mis primitivos pasos en la difícil profesión. Tropezando, enfrentándome a fuentes complejas que monopolizan la información, tratando de llevar la inmediatez, ayudando a forjar desde la crítica constructiva una sociedad mejor, sin otra remuneración que la satisfacción del deber cumplido.
Tal vez por ello me duela tanto cuando enemigos del buen juicio y del consagrado oficio, pululan por ahí, tergiversando verdades, capaces de inventar las más viles mentiras para justificar su salario.   
Lastima presenciar cuadros absurdos lacerantes de la dignidad humana. “Periodistas independientes” y damas de blanco (con pespuntes verdes), reclutados entre lo más insano de la sociedad cubana, desconocedores de los principios, la ética o la objetividad periodística.
No en balde el gobierno de Estados Unidos destina anualmente millones de dólares para el financiamiento de estos grupúsculos, cuyo único objetivo consiste en desacreditar las conquistas de la Revolución Cubana y a sus líderes, esgrimiendo argumentos retrógrados con olor a dinero.
Nombres como Yoanis Sánchez y Martha Beatriz Roque han engrosado la selecta lista de voceras cubanas defensoras de la libertad de expresión, pero olvidan algo, la incoherencia de su estrategia discursiva y la reiterada oleada de mentiras fabricadas sobre la base de falsas palizas y agresiones mal contadas o de violaciones a los derechos humanos, ya no resulta atractiva, ni creíble para nadie, menos aun para la juventud y el pueblo cubano.
Quizás quienes por beneficio mancillan la honrosa misión de informar, no comprenden que más allá de carencias económicas, la dignidad no tiene precio. Por ello mis esperanzas no decaen. Conozco a jóvenes profesionales, nacidos y forjados al calor del crudo período especial, cuya prosa se levanta y conmueve. Jóvenes que estudiaron el pasado, viven el presente y construyen el futuro que anhelan.

sábado, 7 de diciembre de 2013

Silvio: ráfagas de poesía en La Marina



En La Marina, barrio de la ciudad de Matanzas esta mañana amaneció diferente, el ajetreo cotidiano que envuelve a sus habitantes quedó opacado por el ir y venir de quienes armaban la tarima, los ensayos matutinos y la expectativa de ver cantar a un grande de la música cubana: Silvio Rodríguez.
Como estaba pronosticado el concierto comenzó sobre las seis de la tarde. Desde ese momento ráfagas de poesía se esparcieron. Una dosis de amor, en su justa medida, ofreció el cantautor a los yumurinos que acudieron hasta la periferia para escuchar sus canciones.
Esta vez el rencuentro con los emblemáticos Muñequitos de Matanzas supo a rumba. En el mismo corazón de la legendaria Marina, frente al Bar del Gallo, donde en 1952 nació la agrupación, revivieron sus raíces, como digno homenaje a la fuerte tradición africana arraigada en sus habitantes.
Cerca de las márgenes del río Yumurí, el autor del Unicornio Azul y Ojalá, compartió el escenario además con el joven trovador matancero Rey Montalvo y el dúo Lien y Rey.
Desde Versalles, Pueblo Nuevo, el Naranjal, las alturas de Simpson o desde el mismo corazón de La Marina acudieron varias generaciones de matanceros, que crecieron, se enamoraron o lloraron sus penas bajo la influencia del repertorio de Silvio. En una extraña mezcla de trova y rumba danzaron fundidas por la exclusividad del momento.
La Oficina Ojalá, con la colaboración de la Editorial Pablo de la Torriente Brau y el Instituto Cubano del Libro entregó una donación de libros a la escuela primaria República de Costa Rica.
Hasta los barrios menos beneficiados social y culturalmente, llegó la música de Silvio, como parte de su proyecto de giras por esos sitios. Con este concierto culmina su estancia en La Atenas de Cuba, luego de haberse presentado en la tarde de ayer en el barrio de Indaya.

viernes, 6 de diciembre de 2013

Derechos Humanos en Cuba: garantía y respeto


A nivel internacional el tema resulta polémico y sometido a controversias y debates. Cuando en el buscador Google introducimos el metadato Derechos Humanos en Cuba, comienza la disyuntiva entre si se acatan o no en la Isla, las más elementales normas de civilidad y convivencia que posee cada individuo independientemente de su raza, religión o procedencia.
Los medios de prensa opositores entre ellos El Nuevo Herald y blogs pertenecientes a los mal llamados “periodistas independientes” pagados por el gobierno norteamericano, encabezan la lista de quienes intentan manipular y desvirtuar el protagonismo que en materia de educación, salud, cultura y respeto a la paz y la soberanía ha alcanzado el sistema cubano.
Con una versión bien diferente aparecen las páginas web cubanas, defensoras de la política de inclusión ciudadana, seguridad, bienestar y libertad de expresión, pensamiento y credo promovida por la Revolución. Durante más de medio siglo, La Mayor de las Antillas ha soportado los embates directos de un bloqueo que ocasiona pérdidas millonarias anualmente en el plano económico y social y que constituye la más evidente violación a los derechos humanos de todo un pueblo.
Mientras en Estados Unidos todos los días mueren niños por hambre o enfermedades curables y prevenibles, miles de adolescentes y mujeres son víctimas de la violencia doméstica y cientos de jóvenes quedan desempleados o sin oportunidades de acceder a la más elemental educación, los gobernantes de la nación más rica del mundo se precian de ser los mayores defensores de los  derechos humanos, hechos solo plasmados en discursos teóricos.
Sin escatimar recursos, financian y promueven guerras en otros países, apoyan la labor de terroristas, espían a jefes de estado y violan en todo sentido el derecho a la autonomía, la emancipación y la libre autodeterminación de los pueblos. Como si la vergüenza no pesara en la cara del imperio,  elaboran una lista donde incluyen a los responsables de vulnerar el bienestar ciudadano entre los que figura nuestro archipiélago.
Les molesta que a noventa millas florezca una Isla, soberana y subdesarrollada, que pueda batirse con los países del primer mundo en indicadores que miden el bienestar social de las naciones. Les duele que tengamos una de las más bajas tasas de mortalidad infantil a nivel mundial, una educación íntegra y un sistema de salud que aun con limitaciones económicas supera a los de muchos países desarrollados por su alcance y efectividad.
No pueden comprender que en sus mismas narices se garantice el acceso pleno a la cultura, el deporte, que exista igualdad de oportunidades en materia de asistencia y seguridad social y que pese a las limitaciones resultemos una potencia en materia de investigación científica.
Durante el 2013 Cuba alcanzó gran parte de los Objetivos del Milenio trazados por la Organización de Naciones Unidas, según informó el Consejo de Derechos Humanos. El gobierno cubano, a pesar de las restricciones para la adquisición de tecnologías, profundizó en el desarrollo de vacunas para tratar los virus del cólera, el dengue y el VIH, y prioriza proyectos de impacto como los de cardiología, cáncer y nefrología.
Además promueve la igualdad entre los géneros y resalta el papel de las féminas  en la sociedad, convirtiéndose en el primer país en firmar y el segundo en ratificar la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, igualmente se encuentra entre las naciones que erradicaron la pobreza extrema y el hambre.
Mientras en el resto del hemisferio este 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, millones de hombres y mujeres levantarán sus voces para exigir respeto, tolerancia e igualdad de oportunidades, la fecha será motivo para festejar los logros alcanzados en este sentido y  recordar que  pertenecemos a un mundo globalizado, donde se violan estas normas.   

miércoles, 4 de diciembre de 2013

La EPICA por una mayor producción azucarera



Diseñar y ejecutar programas de ciencia e innovación tecnológica que contribuyan a obtener producciones de caña de azúcar de mayor calidad a menor costo constituye una premisa para los trabajadores de la Estación Experimental de la Caña de Azúcar (EPICA), perteneciente al municipio de Jovellanos, en Matanzas.
Desde su fundación en 1947, el centro ha desarrollado investigaciones encaminadas a obtener variedades de caña más resistentes y con mayor adaptabilidad, las cuales en la actualidad superan las 98.
La EPICA, con un alto potencial científico, brinda servicios a productores estatales y particulares en pos de consolidar el rendimiento agrícola. El asesoramiento se dirige a garantizar el empleo de fertilizantes eficientes según los tipos de suelos y el control fitosanitario.
Además implementan un sistema de extensión agrícola para el sector azucarero, todo ello basado en la confección de paquetes tecnológicos con información geográfica, que agiliza la toma de decisiones.
Según explica Pedro Luis Cortegaza Ávila, director de la institución: “se trabaja en la evaluación de la maduración de la caña, y se labora también en el desarrollo de la agricultura de precisión en el central Jesús Rabí, de Calimete, donde se desarrollan acciones que han elevado el rendimiento agrícola con la entrada de nuevas tecnologías y la capacitación a los productores”.
Asegura además que la provincia, poseedora de una vasta tradición azucarera, es líder en la producción de caña y el rendimiento agrícola, no mostrando los mismos resultados en el industrial.
La entidad posee el quinto banco de germoplasma a nivel mundial, con 3 mil 400 genotipos, ubicado solamente por detrás de la India, Estados Unidos, Brasil e Islas Fiji y constituye el único laboratorio de la Red del Instituto de Investigaciones para la Caña de Azúcar para el diseño y desarrollo de estudios en el campo científico.